Cómo denunciar webs estafadoras antes de que se esfumen

¡Hola! ¿Te gustan las aventuras de Sherlock Holmes? Si es así, el post de hoy es para ti.

Vivimos en un mundo digital repleto de información, ¿verdad? Miles y miles de servidores web alojan decenas, cientos de documentos que, además, cambian constantemente. El contenido es volátil y en este escenario cambiante no es raro encontrar páginas ilegales con contenido delictivo.

Cómo denunciar webs estafadoras antes de que se esfumen

Por ejemplo, hay páginas web, blogs y foros que publican abiertamente amenazas, pornografía infantil, injurias, calumnias o estafas. Y algunas tiendas virtuales venden productos o servicios fraudulentos.

Las estafas por Internet están a la orden del día

Querido Watson, en el post de hoy te explicamos los pasos a seguir para informar a la policía de una web estafadora o delictiva. ¡Date prisa! Tenemos que guardar un montón de pruebas antes de que el contenido que quieres denunciar cambie o desaparezca.

El primer paso de todos es elemental: crear una carpeta nueva que llamaremos denuncia; ahí almacenaremos las pruebas que nos encontremos en el camino.

Recopilar información

1. Recopilar información

Vamos a recopilar tanta información del malhechor como podamos. Venga, haz memoria… Esto incluye direcciones de correo electrónico, URLs y mensajes que has intercambiado con él o con ella antes de que te estafara, ya sea vía email, redes sociales SMS o WhatsApp.

Guarda esa información en formato textual y ponla en la carpeta denuncia que hemos creado en el paso anterior. Utiliza cualquier programa de edición de textos: Apache OpenOffice, LibreOffice, Notepad++ o Word, cualquiera de esos sirve.

¿Nos dejamos alguna cosa? ¡Ah! Si compraste algo y te estafaron, ve a por el comprobante de pago y mételo también en la carpeta denuncia.

2. Capturar pantalla completa de la página fraudulenta

Las personas somos seres visuales, ya sabes, ¡una imagen vale más que mil palabras! Así pues ahora echaremos unas fotos. Esto es elemental.

Aunque esta prueba en sí misma no demuestra nada, porque cualquiera puede modificar una imagen con Photoshop o GIMP, sin embargo facilita las cosas a los jueces y policías que tengan que analizar tu caso.

Para hacer una foto completa de la página utiliza algún plugin de navegador:

En este post no te explicamos cómo instalarlo ni cómo tomar el pantallazo; asumimos que ya sabes hacerlo 😀 ¡Es fácil! Cuando instalas uno de estos plugins que toma capturas de pantalla te suele salir un botón en la barra de tu navegador. Solo tienes que darle y ya está, ya tienes el pantallazo de la página web fraudulenta.

Recopilar información

3. Guardar el código fuente HTML de la página

Elemental. Tan solo tienes que visualizar la web ilegal en tu navegador y hacer clic con el botón derecho de tu ratón. Luego selecciona la opción Guardar como… del menú contextual.

4. Guardar las cabeceras HTTP

La mayoría de usuarios de Internet no sabe que los servidores web envían documentos HTML junto con las así llamadas cabeceras HTTP. En el navegador solo vemos los documentos HTML, sí, pero las cabeceras almacenan información adicional valiosa. ¿Lo sabías?

Lo que pasa es que los navegadores no suelen mostrar esta información de naturaleza técnica por defecto. Pero gracias a las cabeceras podemos saber qué software aloja tal o cual página web ilegal, también salen las redirecciones HTTP 301, vemos los códigos de estado, etc.

De nuevo, para guardar las cabeceras HTTP utiliza algún plugin de navegador, por ejemplo:

Como alternativa, puedes buscar en las Herramientas para desarrolladores de Chrome, o en el plugin Firebug si utilizas Firefox. O si no te apetece instalar nada en tu navegador utiliza esta herramienta online gratis que programé yo mismo.

No explicaremos el proceso exacto para guardar las cabeceras HTTP. Supongo que lo puedes hacer tú por tu cuenta. Es importante, eso sí, que sepas qué son las cabeceras HTTP, que existen, y puedes utilizarlas para documentar la existencia de la web que te estafó.

5. Vamos a involucrar a un tercero

Como decimos, el principal problema que debemos abordar para denunciar webs delictivas es que Internet es volátil. Las páginas web pueden esfumarse de un día para otro.

Entonces, ¿cómo podemos demostrar que una web o blog existieron realmente en un momento dado?

Hay que involucrar a un tercero, a un servicio online que pueda enviarte datos de la página web ilícita por correo electrónico. Este paso es muy, muy importante para demostrar que una web realmente existió alguna vez. Echa un vistazo a Online Curl, solo tienes que poner el URL y tu email.

Online Curl, powered by Rigor

Figura 1. Online Curl, powered by Rigor

Esta aplicación, desarrollada por Rigor (Atlanta, EEUU), te envía por correo electrónico tanto las cabeceras HTTP como el contenido HTML de la página web que deseas analizar. La información que te envían los servidores de Rigor es, por supuesto, exactamente la misma que tú ya tienes en tu carpeta denuncia.

¿Entiendes por qué es tan importante este paso? Es una forma de demostrar que no te has inventado el contenido de tu carpeta denuncia. En teoría cualquiera puede manipularlo con Photoshop y con un programa de edición de texto.

Si además de Rigor involucras a otra compañía, pues todavía mejor. Recuerda, eso sí, que es vital que te envíen la información de la página web por correo electrónico. ¡Pero corre! Todo esto tienes que hacerlo antes de que se esfumen los estafadores…

Tienes que hacerlo antes de que se esfumen los estafadores…

6. eGarante

Ya para terminar, utiliza eGarante, es la herramienta online recomendada por la Guardia Civil en estos casos. ¡No dejes de utilizarla! eGarante verifica la existencia de contenido ilícito en un momento determinado firmando el resultado con certificados digitales y sellos de tiempo.

Es muy fácil. Tan solo tienes que enviar un email a websigned@egarante.com poniendo como asunto de tu mensaje el URL exacto de la página web o blog que quieres denunciar. Al cabo de unos minutos te enviarán un documento PDF con la web tal y como estaba en ese momento. El PDF está firmado digitalmente con un certificado y con un sello de tiempo.

En resumen…

Para demostrar que una web fraudulenta existió alguna vez:

  1. Recopila tanta información de los malhechores como puedas
  2. Haz una captura de pantalla de la página web
  3. Guarda el código fuente HTML
  4. Guarda las cabeceras HTTP
  5. Involucra a terceros: Online Curl de Rigor, etc.
  6. Utiliza eGarante

Denuncia a la policía o ve al juzgado

¡Buen trabajo! Con toda esta información en mano dirígete a una comisaría de policía para poner la denuncia o ve al juzgado. Ellos te informarán si el proceso es por lo penal o por lo civil. Para agilizar las cosas puedes crear el documento online en este formulario del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

Y esto es todo por hoy, querido Watson. Muchas gracias por haber leído este post. Espero que te guste y que lo compartas con tus amigos.

0 comentarios

¿Me dejas un comentario? ¡Gracias!

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *