Inteligencia artificial

Cada vez son más las empresas y autónomos que necesitan escribir más contenido y más rápido en Internet para reducir sus costes. Ahora puedes contratar los servicios de un asistente virtual que te ayudará a generar contenido por un puñado de dólares, como en las películas de Clint Eastwood.

¿No sabes quién es Clint Eastwood? Algún día lo preguntarán en "Saber y Ganar" o en "Pasapalabra" y entonces responderán Pablo y Luis. ¿A qué esperas tú? ¡Apresúrate a conocer los trucos que hemos recopilado para ti!

Empieza a escribir contenido automático por 2$ o menos hoy mismo.

Un momento...

Ah, que eres una persona que se dedica a escribir cosas. Bienvenida al club, nosotros también lo somos. Somos personas maravillosas de carne y hueso.

Por favor lee esta entrada y compártela con tus amigos ahora mismo; diles que algo pasará cuando la inteligencia artificial lo haya cambiado todo. Es importante que la compartas ahora con seres queridos, amigos y allegados.

Nos tememos que será como una película del lejano oeste.

Te queremos ayudar. Más que nunca, es el momento de seguirnos unos a otros porque a lo mejor en los próximos meses necesitaremos construir un búnker antinuclear entre todas y todos.

Stephen Hawking vaticinó:

El desarrollo de la inteligencia artificial completa podría significar el fin de la raza humana.

El Papa Francisco pide rezar:

Que los robots siempre sirvan a la humanidad.


Esta historia empieza en 2015 en OpenAI, un laboratorio de investigación de inteligencia artificial sin fines de lucro con sede en San Francisco. Un grupo de visionarios millonarios, entre ellos Elon Musk y Sam Altman, pensaron que sería buena idea desarrollar máquinas capaces de escribir textos como si fueran seres humanos. Algo más tarde en 2019 Microsoft invertiría 1000 millones de dólares en la empresa. El resto es historia.

En palabras de la misma OpenAI, esta es su misión:

Asegurar que la inteligencia artificial general (IAG), esto es, sistemas altamente autónomos que superan a los humanos en trabajos de alto valor, beneficie a toda la humanidad. Intentaremos construir una IAG segura y beneficiosa, pero también consideraremos cumplida nuestra misión si nuestro trabajo ayuda a otros a lograr este resultado.

Hay un pequeño matiz que puede pasar por alto de manera inadvertida. No tenemos claro si este software quiere beneficiar a toda la humanidad o se beneficia de toda la humanidad, que son dos cosas bien distintas.

Tal y como pinta la cosa parece que los visionarios podrían forrarse más.

OpenAI viene desarrollando su producto estrella GPT (Generative Pre-trained Transformer), nada más y nada menos que un modelo de lenguaje autorregresivo que funciona con aprendizaje profundo modelando abstracciones de alto nivel.

Para entendernos...

La herramienta utiliza el aprendizaje automático para crear textos que parecen escritos por seres humanos. Además, GPT es capaz de reconocer patrones de comunicación a medida que interactúas con ella como si hablaras con una persona.

Primero fue GPT-1, luego GPT-2 y en 2020 ya está disponible GPT-3, que es mejor que las versiones anteriores.

Estos algoritmos son entrenados en supercomputadoras. Mientras te tomas un café expreso, ellos se leen toneladas de información escrita por cientos de millones de personas y autores de todos los tiempos. No podemos saber de cuántas personas ha aprendido exactamente GPT-3 pero podemos sospechar que son muchas y tú podrías estar entre ellas.

Se dice que GPT-3 aprendió a escribir tras procesar 570 GB de texto en lugar de 40 GB, como hizo su predecesor GPT-2, con datos obtenidos de Common Crawl.

Common Crawl es una organización sin fines de lucro que rastrea la web desde 2011 y proporciona libremente sus archivos y conjuntos de datos al público.

Para hacerse una idea de los datos que se están manejando, OpenAI ha aprendido a resumir textos a partir de las publicaciones preprocesadas del conjunto de datos de Reddit, esto es, 3.848.330 publicaciones con una extensión media de 270 palabras, y 28 palabras para el resumen.

La compañía ofrece una API que realiza tareas relacionadas con el procesamiento del lenguaje tales como generación de contenido, traducciones, chat, servicio de atención al cliente, análisis de sentimiento, búsqueda semántica y resúmenes de información. En la actualidad se encuentra en fase beta privada. Se puede pedir una prueba después de completar un formulario que pasan a valorar a continuación.

Microsoft se ha unido a OpenAI para licenciar productos que utilizan la versión GPT-3 del asistente de escritura con inteligencia artificial. GPT-3 es pues el modelo de lenguaje más avanzado del mundo: 175 mil millones de parámetros entrenados en la supercomputadora AI de Azure.

Da un poco de miedo.

Estremece pensar que el estudiante universitario Liam Porr usó GPT-3 para producir un blog falso con artículos generados con inteligencia artificial. Uno de sus artículos terminó compartido en la primera posición de Hacker News, según informa MIT Technology Review. Algunos lectores incluso se suscribieron al blog de Liam Porr.

Queda demostrado que el contenido escrito con GPT-3 puede engañar a las personas.

Pero la cosa no acaba ahí.

Los modelos de generación de contenido artificial han comenzado a proliferar como setas en el mercado, presentándose como soluciones que ayudan a crear textos únicos con cientos de palabras, casi listos para publicarse en tu blog como por arte de magia.

Todo muy orientado a números por cierto: te ahorras un 5% de gastos, ganas un 33% de tiempo, escribes un tanto más rápido.

Seguro que los copywriters, SEO, periodistas, bloggers, editores, y seres humanos maravillosos que trabajan con las palabras, oficio bonito donde los haya, encuentran útil esta herramienta. El jefe os va a pedir que trabajéis más.

¿Dónde está la inteligencia si vas a terminar escribiendo más por menos? De eso trata la mejora en la productividad de los procesos, ¿no? Serías más listo si fuera al revés, o sea, si te ofrecieran un programa para escribir menos por más dinero.

Este aspecto de la inteligencia artificial es para discutirlo en un debate ético y ahora nos vamos a tomar un café.

Sí, un café expreso.

Es que acabamos de pedir a un robot que trabaje para nosotros gratis explicándote cosas acerca de cómo escribir textos, rápido y mejor, con la ayuda de un asistente de inteligencia artificial.

Sigue leyendo... ¿Sabrías identificar dónde hemos utilizado AI en la redacción de este artículo?

Sin ir más lejos como se ve en la siguiente figura, hemos pedido a AI Writer que nos escriba cosas de inteligencia Artificial, el modelo GPT-3 de Microsoft y OpenAI.

Figura 1

Figura 1. AI Writer escribe artículos a partir de palabras clave

Hemos escrito unas palabras clave y hala, en tres minutos ya teníamos un montón de párrafos sobre la temática solicitada. Los hemos copiado y pegado, cambiado un poco, y luego nos fuimos a descansar. Todo gratis, porque de momento solo estamos probando cómo funciona el producto.

Lo sorprendente es que los párrafos del ayudante AI pasan los filtros detectores de plagio. Parecen únicos. De hecho lo son en más del noventa por ciento de los casos, en palabras del mismo AI Writer:

De media, Copyscape identifica el 94,47% de un artículo generado con AI Writer como único.

Según nuestros experimentos, AI Writer da el pego con textos en inglés pero si le pones palabras clave en español el resultado deja bastante que desear en nuestra humilde opinión. Pero no hay problema, pasas el contenido por un traductor online y ya está: texto traducido al idioma que quieras.

Una vez terminado el periodo de prueba hay tres planes disponibles: básico, estándar y personalizado. Con el primero puedes escribir 40 piezas de contenido automáticas por 19$. El plan estándar permite 120 artículos por 49$.

Ahora vamos a explicar una cosa de verdad.

En la era de los robots que trabajan para nosotros también hemos probado Kafkai, otro asistente. ¿Y sabes una cosa? Con la inteligencia artificial, hoy vamos a terminar escribiendo un post de 2000 palabras que va a posicionarse bien en las SERP de los buscadores. Como dicen los expertos SEO, cuantas más palabras tiene un artículo mucho mejor queda posicionado en los motores de búsqueda.

¡Menudo chollo!

Kafkai es el primer escritor de contenido con inteligencia artificial pensado exclusivamente para los SEO y todos los que os dedicáis al marketing de contenidos. A diferencia de AI Writer, cuando hemos ido a probarlo nos ha pedido que le facilitemos un método de pago para empezar: tarjeta de crédito o PayPal.

Nos lo hemos pensado un poco...

Al final facilitamos nuestra cuenta de PayPal porque queríamos escribir gratis durante los tres días que dura la prueba, mucho y rápido, como si el mundo se fuera a acabar mañana.

Recuerda lo que Stephen Hawking pronostica:

Probablemente la inteligencia artificial es lo mejor que le haya podido pasar a la humanidad, o lo peor.

Kafkai muestra iconos por temática para que hagas clic en el tema sobre el que quieres escribir.

Figura 2

Figura 2. Seleccionamos un tema

Figura 3

Figura 3. Escribimos palabras clave: stephen hawking warning about artificial intelligence

Ya está, nos fuimos a hacer un descanso.

Kafkai escribió en cuestión de segundos cinco artículos con un montón de párrafos relevantes que nosotros reutilizamos en la redacción de este post. En esta ocasión, sobre los peligros de la IA según el científico británico Stephen Hawking.

El profesor Steven Hawking advierte que podríamos convertirnos en un imperio de máquinas si seguimos el camino de desarrollo trazado por Donald Trump. Esos caminos conducen al desastre porque no son sostenibles, pudiendo incluso conducir a una guerra nuclear.

Algunos dirán que el debate actual sobre la IA es en realidad una caza de brujas con intereses económicos en juego. Es poco probable que los comentarios de Stephen Hawking sobre las máquinas inteligentes calen en el debate político, aunque los políticos e influyentes de alto nivel ya han oído hablar de las advertencias del profesor.

Es posible que Hawking tenga razón, pero hasta que no se demuestre lo contrario tenemos que mantener la mente abierta.

Hace poco hablábamos de los peligros que plantea la Edad Oscura Digital porque nos dimos cuenta de que en los últimos años se viene produciendo contenido y más contenido a un ritmo acelerado en la Web. Esto era debido en parte a que han surgido numerosas plataformas de creación de contenido 2.0 que invitan a todo el mundo a escribir textos y a compartirlos en la Web, muchas veces por un puñado de dólares.

Pues bien, ahora hay que añadir la inteligencia artificial a ese caldo impredecible.

¿Será bueno para el cerebro? Si el trabajo de recolección de información, filtrado, investigación, y redacción, si todo lo va a hacer ahora una máquina... No tiene pinta de ser halagüeño. Va a pasar como cuando te acostumbras a usar la calculadora para sumar y multiplicar. Al cabo de un tiempo te olvidas de hacer operaciones aritméticas.

¿Cuál es el fin último de escribir textos con ayudantes AI? ¿Qué fuerza impulsa todo esto? ¿Y cuál será el resultado? Posiblemente en los años 20 del siglo XXI estamos más cerca que nunca de la así llamada singularidad tecnológica.

La singularidad tecnológica es el fenómeno que ocurrirá cuando se produzca un salto repentino en el desarrollo de las máquinas. Cuando pasen a realizar tareas cada vez más complejas para las personas estaremos en un escenario donde no se pueden realizar estimaciones con parámetros utilizados hasta entonces, que quedarán obsoletos.

Nadie sabe lo que ocurrirá cuando suceda la singularidad tecnológica.

Tal y como hemos dicho al principio de este artículo de casi 2000 palabras que hemos escrito en poco tiempo con la ayuda de inteligencia artificial (AI Writer y Kafkai), nosotros abogamos por reforzar las relaciones interpersonales.

Compártelo con todos tus amigos y empieza a tejer redes con nosotros, no vaya a ser que tengamos que construir un búnker nuclear juntos porque no sabemos qué va a ocurrir. Prepárate para la singularidad tecnológica en oración para que los robots sirvan a la humanidad.

Recuerda consultar los catálogos colectivos de las bibliotecas de tu comunidad; hemos comprobado que es un buen método para complementar las búsquedas realizadas en Internet, protegerse de la posverdad y prepararse para la Edad Oscura Digital.

También te puede interesar leer esto...

Previous Post Next Post