Estoy un poco abrumado y algo nostálgico

Hola visitante. Antes de nada, ¡te deseo que tengas un feliz 2016! Te cuento que yo comienzo este año estando un poco abrumado y algo nostálgico. Resulta que me he dado cuenta de que tengo el blog un poco abandonado en lo que a publicación de nuevo contenido se refiere.

Mi blog es desértico

Figura 1. Mi blog es desértico

Tampoco es que esté muy muy desértico, pero sí es cierto que el último mes no he publicado ningún post, y que el mes de noviembre publiqué tan solo dos tips tecnológicos y programáticos.

Mira este gráfico, la audiencia me está abandonado poco a poco en diciembre y me estoy abrumando.

La audiencia me está abandonado poco a poco

Figura 2. No me abandonéis por favor

Estoy abrumado

Primero me he dicho, “está bien, voy a ponerme las pilas y voy a actualizar el blog”, pero luego he consultado el historial de cambios del algoritmo de Google. Y al final me he preguntado, ¿habrán cambiado mucho las cosas en los últimos meses?

Entonces me he empezado a estresar un poco al verme consultando las últimas novedades SEO de Google.

Estoy abrumado

Figura 3. Estoy abrumado

En realidad exagero un poco, las cosas fundamentales no han cambiado mucho.

Estoy nostálgico

¿Sabéis por qué estoy nostálgico? Pues porque esta semana me acuerdo de cómo era la blogosfera hace ya bastantes años, digamos por ejemplo el año 2004.

Estoy nostálgico

Figura 4. Estoy nostálgico

Los blogs eran como más auténticos en el sentido que los bloggers no se obsesionaban por conseguir visitas, ni por optimizar los contenidos, ni existían las redes de blogs, ni implementaban ninguna cosa para posicionarse mejor con respecto a su competencia.

La blogosfera era bastante diferente a los blogs de hoy en día, ¿verdad? Personalmente tengo la sensación de que hace años el contenido era como más auténtico, aunque hablo en términos generales claro, porque hoy en día también hay un montón de blogs que están muy bien.

Pero todo es como más comercial y prefabricado, ¡a mí me recuerda a la industria musical!

Por todo esto, estos días estoy pensando en retomar esa idea primigenia de blog, y estoy pensado en compartir cosas nuevas con vosotros a medida que yo mismo las aprendo, como un diario. ¿Qué os parece?

En concreto, voy a actualizar este blog en muchos sentidos, desde una perspectiva bastante full-stack, por decirlo de alguna manera.