Fósiles vivientes, jaque a la teoría de Darwin

Llevan en nuestro planeta cientos de millones de años, en la oscuridad de lo desconocido desde la noche de los tiempos. Estos seres vivos son como piezas extrañas que no encajan en el rompecabezas, se llaman fósiles vivientes y ponen en jaque la teoría de la evolución de Darwin.

Esta es la gran contradicción lógica: son los animales mejor adaptados y, simplemente, no cambian. Han sobrevivido a las extinciones masivas que desolaron la Tierra; y hay bastantes, no se trata de rarezas de la naturaleza.

Figura 1. El cangrejo herradura

Figura 1. El cangrejo herradura
«Limulus polyphemus». Disponible bajo la licencia CC BY-SA 2.5 vía Wikimedia Commons.


Figura 2. El nautilus

Figura 2. El nautilus
«Nautilus pompilius». Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.


Figura 3. El aardvark

Figura 3. El aardvark
Aardvarks” by Scotto Bear from North Beach, MD, USA – aardvarks. Licensed under CC BY-SA 2.0 via Commons.


Figura 4. La rana púrpura

Figura 4. La rana púrpura
«Nasikabatrachus sahyadrensis» por Karthickbala at ta.wikipedia. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.


Figura 5. El celacanto

Figura 5. El celacanto
«Latimeria chalumnae01». JoJan assumed (based on copyright claims). Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.


Figura 6. La cucaracha

Figura 6. La cucaracha
«Common Cockroach – Project Gutenberg eText 16410». Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.


Figura 7. El cocodrilo

Figura 7. El cocodrilo
«NileCrocodile». Disponible bajo la licencia CC BY-SA 2.0 vía Wikimedia Commons.


Figura 8. Las medusas

Figura 8. Las medusas
«Jellyfish-monterey-2003-08». Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Lo más impresionante es que antes se creía que algunos fósiles vivientes se habían extinguido para siempre. Es el caso del celacanto. Solo teníamos conocimiento de su existencia gracias al registro fósil. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo la comunidad científica redescubre nuevas especies que vivieron en eras pretéritas. De ahí su nombre.

El interrogante, pues, está servido: ¿por qué hay plantas y animales que no evolucionan? ¿Qué nos ocultan? Nosotros podemos descubrir la repuesta. ¡Únete al debate!