Jia Jia vs Sophia, la revolución de los robots ya empezó en 2016

La cuenta atrás ya ha comenzado… ¿Estás preparado o preparada? Quizás no lo sepas aún, pero nos encontramos al inicio de la revolución de los robots humanoides, o androides, como prefieras llamarlos.

Los expertos esperan que estas máquinas pronto trabajen como profesores, en tareas domésticas y en cuestiones relacionadas con la atención al cliente, por poner solo algunos ejemplos.

Explican que el objetivo es sustituir a los humanos en multitud de tareas diferentes. Incluso ya hay una estimación: en los próximos 30 años desaparecerán el 50% de los empleos actuales.

Prototipos de robot que simulan ser mujeres

Si en marzo de 2016 la compañía norteamericana Hanson Robotics sorprendía al mundo entero con su robot Sophia, presentado en el famoso evento South by Southwest Interactive (SXSW), en Austin, Texas, esta misma semana las redes sociales y la blogosfera se han hecho eco de Jia Jia, que viene a ser como la versión china de Sophia.

Parece que chinos y americanos compiten ahora por desarrollar el mejor androide.

Robots con aspecto de mujer

¿Pero en qué se diferencian Sophia y Jia Jia? ¿Cuál es mejor? Nos gustaría empezar comentando que hemos hecho una pequeña investigación antes de escribir este artículo. Y hemos observado un denominador común que compartimos a continuación con nuestras queridas lectoras y lectores.

Robots con aspecto de mujer

Tenemos la sensación de que a la comunidad científica de ingenieros y especialistas en robótica le ha dado por crear robots artificiales con aspecto de mujer joven. Sophia y Jia Jia no son ninguna excepción en este sentido. Veamos unos ejemplos.

En Singapur diseñaron recientemente una robot humanoide llamada Nadine que habla con la gente y recuerda el pasado.

Por otro lado, Ricky Ma (no confundir con Ricky Martin) diseñó un robot que, dicen, se parece a Scarlett Johansson.

Kodomoroid es una robot japonesa que lee las noticias como una periodista de verdad.

Y HRP-4C es una humanoide, también japonesa, capaz de seguir una coreografía como una bailarina profesional.

Preparaos pues para ver más prototipos de este estilo en los próximos meses porque tiene la pinta de que es lo que depara el futuro próximo. Id repensando a qué os dedicaréis… Nos gustaría saber, por cierto, la opinión al respecto de algunas lectoras. ¿Os parece machista que haya tantas robots?

Sophia quiere formar una familia

Sophia es un robot diseñado principalmente para interactuar con humanos. Se trata más bien de una cabeza sin cuerpo. Su cara, de aspecto absolutamente realista, está recubierta de un material de goma especial llamado frubber utilizado en robótica. Parece piel humana de verdad. No es la primera vez que Hanson Robotics trabaja con estos materiales, ya los había utilizado en otro androide bautizado con el nombre de Einstein.

Sophia responde con expresiones faciales que simulan emociones, puede mover el cuello y los ojos mientras se comunica contigo, y también sus labios están sincronizados con su voz mientras habla. Tiene cámaras en sus ojos para ver tu cara y hacer contacto visual. El resultado final es que Sophia parece real. ¡Y dice que le gustaría formar una familia!

Jia Jia responde: ¿Qué desea mi amo?

Ahora es el turno de los chinos. Jia Jia ha sido presentada esta semana en la Universidad de Ciencia y Tecnología de China (USTC), en Hefei. Chen Xiaoping es el creador de este robot humanoide, cuyo nombre significa algo así como la diosa robot.

Jia Jia se parece mucho a Sophia en el sentido de que también está programada para interactuar con humanos. Mueve los ojos al hablar, sus labios hablan en chino, y es capaz de emocionarse por medio de expresiones faciales.

Sin embargo, a diferencia del robot americano, este parece más sumiso o servicial porque responde a su dueño con fórmulas del tipo “mi amo” o “mi dueño”. “¿Qué desea mi amo?”, dice Jia Jia cuando le pides que haga algo. Sus brazos no están muy logrados y todavía debe mejorar expresiones complejas tales como el llanto o la risa.

Después de nuestro análisis, concluimos que Sophia está más lograda que Jia Jia, sus expresiones son más realistas y el material con el que está hecha parece más humano. Sea como fuere, en este artículo adjuntamos dos vídeos para que veas cómo son, y el lector o lectora juzgue por sí mismo…