Preparando un repositorio Subversion en la nube

Subversion es una aplicación cliente servidor. En un extremo está el repositorio, que es el almacén central de datos versionados, y en el otro extremo está el programa cliente que administra réplicas de los datos versionados. Los clientes se conectan al repositorio para leer o escribir datos.

Arquitectura cliente servidor

Figura 1. Arquitectura cliente-servidor

Cuando los clientes escriben datos hacen que la información esté disponible para los demás componentes del equipo, y cuando leen datos reciben las actualizaciones que hacen los demás componentes del equipo.

Por favor, ¡no dejes de ver el video YouTube de arriba para seguir bien la explicación! Por cierto, el día que lo grabé estaba resfriado, tosía bastante y me costaba tomar aire, ¡por eso digo tantas veces la palabra “vale”! 😉

Dicho lo anterior, nosotros vamos a utilizar CloudForge para levantar la parte servidora de este esquema, esto es, el repositorio SVN.

CloudForge es una plataforma que ofrece varios servicios para desarrollar aplicaciones en la nube. Ofrece 3 planes diferentes, con el gratuito podemos disponer de un espacio de 2 GB donde podremos poner, entre otras cosas, nuestro repositorio SVN.

Una vez tengamos ya nuestra cuenta CloudForge, accederemos a ella y nos meteremos en el panel de administración general, donde crearemos un proyecto nuevo con un repositorio SVN. Para conocer más detalles sobre este proceso de creación del repositorio SVN en CloudForge puedes echar un vistazo al video.

0 comentarios

¿Me dejas un comentario? ¡Gracias!

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *