Sí, hay correlación entre Google+ y el SEO orgánico

¿Acabas de lanzar una web nueva y está más desierta que un oasis en el Gobi? ¡Bienvenido y bienvenida al club! ¿Qué esperabas? Espero que no seas de los que creen que las webs recién publicadas, esas que tienen PA 0 y DA 0, estarán en las primeras posiciones de Google desde ya. En ese caso eres carne de cañón para los estafadores SEO.

Bueno sí, a lo mejor hay alguna excepción… Quizás haya nichos poco competidos donde puedes catapultarte fácilmente al estrellato, hacerte rico enseguida, etc., déjame decirte que no suele ser así. ¿No ves que en ese caso todos seríamos ricos? Por favor, deja ya de hacerte el Bill Gates.

Sí, hay correlación entre Google+ y el SEO orgánico

Hoy comparto un truco White Hat SEO para sacar tu web de la nada absoluta. Es de los buenos, no comporta ningún riesgo, no es ninguna estafa. A mí me ha funcionado muy bien en un par de proyectos reales donde he tenido que ser muy, muy cuidadoso. Gracias a esta técnica he ganado un cliente muy satisfecho.

Pero antes de nada déjame echarte un pequeño rollo sobre qué es el SEO, para que no te penalicen.

El SEO, ¿un arte o una ciencia? ¿Pseudociencia o estafa?

Steve Jobs, el SEO consiste en lo siguiente. Por un lado está Google, actualizando como loco su algoritmo cada día; y por otra parte está la comunidad SEO y webmaster de todo el mundo debatiendo cómo afectan los nuevos cambios de Google en sus páginas web. Para estos últimos, el objetivo es que sus webs estén en las primeras posiciones de los buscadores. Y Google tiene que velar por la relevancia de los resultados, que no se cuelen webs de poca calidad en las primeras posiciones. ¿Entiendes por qué es difícil ganar miles de dólares o euros con tu web nueva?

Es difícil ganar miles de dólares

Google cambia su algoritmo unas 600 veces al año pero solo las actualizaciones importantes introducen cambios significativos en el posicionamiento de las páginas. Estate al día de estos cambios, echa un vistazo al historial de cambios del algoritmo de Google.

Por cierto, cuando hablamos de Google solemos dar por hecho que hablamos de SEO, pero en realidad hay más buscadores en el mundo: también están Bing, Yahoo!, Yandex en Rusia y Baidu en China. Google no es sinónimo de SEO. Lo que pasa es que Google es un supergigante tecnológico, y su buscador es de lejos el más utilizado en occidente.

Dicen que el SEO es un arte o una ciencia, pero se trata de un conocimiento empírico. Esto quiere decir que no es absoluto, ni universal; es a posteriori. Se basa en la experiencia y en los puntos de vista de los profesionales de la Web que comparten sus observaciones con los demás. El SEO es un debate continuo sobre cómo las webs responden al algoritmo de Google. Los usuarios de todo el mundo también juegan un papel importante en el SEO, contribuyendo a su desarrollo. La forma en que ellos y ellas usan la Web retroalimenta a Google.

Algunos afirman que el SEO es una pseudociencia como lo son la Astrología o la Bolsa porque el SEO es un campo de cultivo para los estafadores: los Black Hat SEO. Estas personas prometen resultados milagrosos instantáneos, se aprovechan de gente como tú que ignora cómo funciona Internet. En realidad aplican trucos sucios para engañar a los motores de búsqueda y te sacan el dinero.

Por favor, Jordi, dime ya cómo catapultar mi nueva web al estrellato

Ok, allá vamos. Lo que vengo a decirte es que tienes que pensar un poco, hacer cosas creativas y aplicar técnicas de sentido común. Para conseguir buenos resultados hay que trabajar duro.

Ya te digo, en mis dos proyectos que comentaba al principio de este artículo he observado que hay una correlación fuerte entre Google+ y el SEO orgánico. Lo sé porque en ellos he trabajado exclusivamente con Google, sin utilizar otras redes sociales: Facebook, Twitter, etc.

El contexto de mi experimento ha sido muy sencillo. Observé que si, por ejemplo, conseguía 70 visitas de Google+, entonces se producían 70 visitas de SEO orgánico como por arte de magia. El SEO orgánico dependía de mi actividad en Google+. Era Google diciendo, “¡Bien! La gente interacciona con los posts que publicas en Google+, pues voy a subirte unas cuantas posiciones en los resultados de búsqueda.”

Dime ya cómo catapultar mi nueva web al estrellato

Te cuento pues cómo potenciar tu tráfico SEO orgánico a partir del movimiento que generan tus publicaciones en Google+. Esta técnica es especialmente útil al principio de todo cuando tus métricas PA (Page Authority) y DA (Domain Authority) simplemente valen 0, cosa que te sitúa en una desventaja competitiva. Voy a hablar en primera persona.

Creé una página en Google+

Lo primero, creé una página Google+ y la enlacé con mi web nueva. Esto es sencillo, ¡lo puede hacer cualquiera! Bueno, también hay que decir que hay que molestarse en crear un buen perfil, porque hay cada página por ahí… Mi página está bien explicada, no tiene faltas de ortografía, y tiene llamadas a la acción para que el usuario interactúe con ella. Esto es una regla básica en el mundo de las redes sociales. Subí una foto muy chula, hice una descripción buena de mi página, etc.

Me apunté a 25 comunidades

Entonces empecé a apuntarme a un montón de comunidades Google relacionadas con la temática de mi web. El objetivo: compartir contenido.

Concretamente, en el transcurso de tres días me apunté a 25 comunidades, nada más y nada menos. En mi humilde opinión, 25 es un número suficientemente grande pero tampoco es muy exagerado. Supongo que Google no penaliza a nadie por apuntarse a 25 comunidades en el transcurso de 72 horas, aunque desconozco si existe tal parámetro.

En todo caso, ¡ya te digo que a mí me ha ido muy bien con ese número! Si te parece poco puedes subirlo con el tiempo, poco a poco, no a lo bestia. No sugieras a Google con tu compartamiento que estás poseído por algo o que haces spam. Una regla de oro que a mí me funciona es esta: sin prisa pero sin pausa. Pasados dos meses ya estaba apuntado a unas 130 comunidades.

Es importante que las comunidades donde te apuntas estén relacionadas con la actividad de tu negocio. No tiene sentido que te apuntes a un grupo de peluquería si te dedicas al coaching. Si compartes contenido en comunidades que no tienen nada que ver con tu web, la gente lo borrará y eso irá jugando en tu contra. Piensa que Google+ calcula qué tan interesante es tu página de acuerdo a las interacciones que ve: likes, contenido compartido, contenido que la gente ha rechazado, número de seguidores, etc.

Compartir contenido de forma inteligente

Compartir contenido de forma inteligente

Desde el día número 1 comencé a publicar contenido, pero muy cuidadosamente, siempre intentando evitar que los moderadores lo eliminen. Intento ser simpático, caer bien a la gente, y crear valor en la comunidad. Esto claro, lleva su tiempo.

No está de más que te presentes en las comunidades donde te apuntas y saludes a la gente. ¡No cuesta nada hacerlo! Son puntitos que ganas para que los moderadores no borren tus posts.

Te cuento otro truco. Utilizo una sencilla hoja de cálculo (Apache OpenOffice Calc) donde me apunto las interacciones que generan mis publicaciones. Así por ejemplo si quitan una vez mis posts, pues yo me lo apunto en mi hoja de cálculo… Si lo comparten, pues también ahí queda.

Luego, si por ejemplo veo que están borrando mis publicaciones más de lo normal, por ejemplo hay un moderador que de 5 publicaciones borra 2 o 3, entonces me doy de baja de esa comunidad. Todo esto queda apuntado en mi documento porque, claro, mi memoria es limitada y no puedo acordarme de lo que hago en todas mis redes sociales…

¿Ves por donde voy? Google lo registra todo, y tú tienes que evitar a toda costa que la gente vea negativamente tus posts Google+. Sería un error grave salir de una comunidad que no te quería, y al cabo de dos semanas apuntarte otra vez, simplemente porque no te acordabas… Quizás el moderador sí se acuerde de ti y te eche para siempre de su grupo. Eso no es bueno.

Tampoco te obsesiones con esto, que la sobreoptimización nunca es buena. Es completamente normal no gustar de vez en cuando, el problema es cuando no pones cariño en tus publicaciones, terminas pareciendo una máquina, y te echan de un montón de sitios por no ser cuidadoso o cuidadosa.

Aporta valor a la comunidad. Consigue que la gente le de al más en tus posts, y que comparta tu contenido, y triunfarás.

Comencé a seguir a la gente

De forma paralela a todo lo anterior, comencé a seguir a personas que participaban en dichas comunidades. No tengo ni idea dónde está el límite de Google en este aspecto, no sé si dice en algún lugar que no puedes seguir a 1,000 personas en un día. Tampoco me importa porque esa no fue mi intención en ese par de proyectos, la verdad.

Pienso que en la actualidad hay decenas de redes sociales evolucionando, cambiando cada día. Si resulta que tienes que hacer varias cosas distintas en tu trabajo, no tiene mucho sentido estar al corriente de las normas de spam de las mismas. No estás bien enfocado. En mi opinión, hay otras prioridades. Mi regla de oro es: sin prisa pero sin pausa… Aplicando esta regla de sentido común no creo que tengas ningún problema de spam.

A mí me fue bien seguir 20 personas nuevas por día durante la primera semana. Eso me fue bien. Al final, en la primera semana terminé siguiendo a 140 personas, y bastantes me devolvieron el seguimiento. Al cabo de dos semanas ya contaba con un pequeño grupo de seguidores. Pequeño pero matón.

Mis resultados en visitas y tiempo dedicado

Y ya está. La idea básica que quería compartir se centra en publicar contenido relevante en comunidades de Google+ y seguir a la gente. Todo aplicado con sentido común, ¡tan sencillo como eso! Así conseguirás ganar exposición en Google+.

En seis semanas conseguí 150 seguidores buenos, fieles, reales, y gracias a mi hoja de cálculo pude identificar 5 comunidades que apreciaban especialmente mis publicaciones: le daban al más, compartían el post, hacían comentarios, etc. Esto atraía unas 70 visitas diarias procedentes de Google+. En consecuencia, por el principio de correlación con el SEO orgánico, también se producían 70 visitas naturales de los buscadores. Esto, añadido a otras fuentes de tráfico menores tales como visitas directas, etc., sumaba unas 150 visitas diarias.

Siento decepcionarte si esperabas conseguir 1,000 visitas diarias en 6 semanas… Es mejor comenzar a construir una marca, ir ganando PA y DA, y tener un cliente satisfecho con 150 visitas al día.

Calculo que durante este tiempo habré invertido un total de 2 horas al día en este proceso repetitivo. Sin contar, por supuesto, con el tema de la generación del contenido. Esa es otra historia.

Es muy importante que tengas en cuenta que para que la gente encuentre relevante tus publicaciones debes compartir cosas distintas cada día, posts nuevos, vaya. Debes crear contenido fresco. ¡Ni se te ocurra publicar lo mismo día tras otro, comunidad tras otra! Eso es spam…

Dicho todo lo anterior, a partir de la semana 5-8 todo fue bastante más fácil, fue más sencillo conseguir visitas. Lo complicado es despegar: crear contenido relevante de forma constante, y ganar exposición en Google+.