¿Tu operador Internet estafa? ¡Pásate a Guifi.net!

Aunque parezca mentira, para navegar por Internet no necesitas conectarte a ningún operador como Movistar, Ono, Orange, Jazztel, Vodafone, Euskaltel o TeleCable. ¿Sabías que puedes ahorrarte la factura que te cargan estas compañías? Puedes invertir tu dinero de una forma más ética, inteligente y sostenible. La fundación Guifi.net te ofrece esta opción, se trata de la red de telecomunicaciones libre más grande del mundo.

¡Pásate a Guifi.net!

Guifi.net nace en 2004 por iniciativa de Ramon Roca, un catalán que consiguió llevar Internet a su pueblo, Gurb, una población a 75 Km de Barcelona, porque a las grandes compañías no les salía rentable desplegar su infraestructura en zonas poco habitadas. El resto es historia.

El proyecto, con músculo en Cataluña, se extendió rápidamente por la Comunidad Valenciana y por la Península Ibérica. En la actualidad es un operador de telecomunicaciones, una ONG de cooperación al desarrollo y una entidad de voluntariado, todo en uno, y cuenta con más de 30.000 nodos activos interconectados, llegando incluso hasta África, Europa y América.

cuenta con más de 30.000 nodos activos

El modelo de Guifi.net es colaborativo, no tiene nada que ver con el modelo de negocio de las grandes corporaciones que solo buscan el beneficio. El objetivo es acabar con la especulación, que la infraestructura pase a ser de todas y de todos. Los usuarios de la red son los protagonistas de la misma, los que “tiran el cable”, como se dice en jerga informática.

¿Cómo se financia todo esto? En palabras de los mismos creadores de Guifi.net, ellos implementan una metodología iterativa basada en ciclos que no se financia únicamente con subvenciones. El dinero viene de los vecinos y de las organizaciones que se conectan a la red, así como de campañas de crowdfunding.

¿En qué se diferencia Guifi.net del Internet tradicional?

Como decimos, Guifi.net la construyen aquellos particulares, empresas y administraciones que desean conectarse a Internet bajo un modelo distinto al ofrecido por las grandes corporaciones. En Guifi.net no hay operadoras decidiendo dónde instalar su infraestructura, según sus intereses. No existen conceptos tales como zonas de baja densidad de población poco rentables, ni hay contratos de permanencia. Nadie espera el siguiente gran pelotazo tecnológico.

La filosofía es abierta, libre y neutral. ¡Todo el mundo puede saber cómo funciona Guifi.net! En este sentido se parece mucho al software libre, pero no quisiéramos entrar a debatir los aspectos más románticos o filosóficos de este movimiento, por así decirlo. Si te interesa esta información puedes echar un vistazo a los principios Procomún de la Red Abierta, Libre y Neutral (RALN).

La filosofía es abierta, libre y neutral

También hay que decir una cosa. En la práctica, una de las dificultades que deben afrontar las personas no técnicas que se acercan a Guifi.net es aprender cómo funciona Internet, y al principio pueden sentirse algo desorientadas.

Es recomendable que tengas una actitud proactiva para aprender cosas técnicas. Si no tienes el tiempo necesario o simplemente no puedes por cualquier motivo, pero necesitas conectarte a Internet, intenta pedir ayuda a alguna persona de tu entorno con conocimientos básicos de telecomunicaciones e informática. Tal vez esa persona pueda ayudarte a configurar tu Guifi.net.

Hay un montón de voluntarios amables dispuestos a ayudarte, y por supuesto que puedes compartir tus dudas en los foros de debate. Sin embargo, conectarte a Guifi.net implica que ya tienes unos conocimientos básicos acerca del funcionamiento de Internet, o estás dispuesto a aprender cómo funciona, te gusta trastear, etc.

Guifi.net tampoco es 100% gratis; es de todos y todas. Se supone que tú, como usuario, vas a colaborar de algún modo en el desarrollo de la red, porque entiendes que es injusto beneficiarte así sin más del esfuerzo que ponen otras personas. Que no tienes un morro que te lo pisas, vaya.

¿Cómo se conecta un usuario a Internet?

Lo primero de todo es solicitar la conexión en http://guifi.net, la página web de la fundación. Verás que el proceso tiene tres pasos: crear un nuevo nodo en tu zona, añadir un router y añadir un enlace. Si hace falta vendrá una persona a tu casa para ver el espacio que tienes, tomar medidas e instalar la antena. Creo que no he dicho todavía que tienes que comprar e instalar una antena especial, que puede instalarse tanto a nivel individual como en toda la comunidad de vecinos.

La idea básica es la siguiente. Una vez tienes tu nodo y has puesto tu antena en la azotea de tu edificio, debes orientarla a un nodo que te de cobertura, también llamado supernodo. Luego solo falta bajar el cable hasta tu casa u oficina y ya está, ¡ya puedes navegar felizmente por Internet! Alguien, eso sí, tiene que darte cobertura. Esto es muy importante. Tiene que haber un supernodo en tu zona al que puedas conectarte, de no ser así hay que poner uno.

Pues bien, toda esta información y mucha más está disponible en la web de la fundación Guifi.net. Para aprender más detalles técnicos mira este vídeo:

Espero haberos explicado algo nuevo e interesante a los que todavía no conocíais esta red. Muchas gracias por haber leído este artículo, si te ha gustado te invito a que lo compartas con tus amigos y amigas.

0 comentarios

¿Me dejas un comentario? ¡Gracias!

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *