Un poco de historia

Tim Berners-Lee inventó la Web en 1989 en el CERN (Organización Europea de Investigación Nuclear), pero Vannevar Bush concibió la idea en los años 40 del siglo pasado. Bush, ingeniero y asesor científico del presidente de los EEUU, Franklin Delano Roosevelt, escribió en 1945 su famoso artículo As We May Think en la revista Athlantic Monthly, donde describía el sistema Memex. El científico estaba preocupado por la dificultad de gestionar grandes cantidades de información e inventó este dispositivo capaz de almacenar libros, archivos y comunicaciones.

Memex es un ingenio muy práctico que permite consultar la información con mucha rapidez y flexibilidad. Aunque nunca ha llegado a materializarse, Ted Nelson fundó el proyecto Xanadu con el objetivo de plasmar las ideas de Bush y acuñó el término hipertexto en la década de 1960: “Un cuerpo de material escrito o pictórico interconectado de forma compleja que no se puede representar con papel”.

Durante los años 80 del siglo XX, ante la necesidad de intercambiar y distribuir sus investigaciones, el físico británico Timothy John Berners-Lee inventó lo que actualmente se conoce como WWW. Berners-Lee y su equipo desarrollaron las tecnologías sobre las que se construye este sistema: el lenguaje HTML (Hypertext Markup Language), el protocolo HTTP (Hypertext Transfer Protocol) y el sistema de localización de recursos URL.

Para hacer referencia al estado de la Web antes del estallido de la burbuja tecnológica de 2000 y del fenómeno 2.0, a los primeros años de la WWW los llamamos Web 1.0. Por cierto, los estadounidenses utilizan la palabra retronym para situaciones como ésta, y, desde el año 2000, la incluyen en The American Heritage Dictionary. Como retronym es la modificación del nombre original de un objeto o concepto para diferenciarlo de una versión más reciente, podríamos decir que Web 1.0 es un retrónimo que se refiere al estado de la World Wide Web antes del fenómeno 2.0. Esta primera etapa de la Web se caracteriza por la estaticidad de su contenido.

Efectivamente, en este primer período, que se alarga aproximadamente hasta 2001, el modelo que sigue la Web se basa en la generación de información por parte de una sola persona, el webmaster, y su consumo por un grupo de usuarios. Por el contrario, con el modelo 2.0 el contenido se convierte en dinámico; los usuarios, además de consumirlo, también lo pueden generar.

En concreto, aparecen nuevos servicios como, por ejemplo, los wikis -sitios web de construcción colectiva donde los usuarios pueden añadir, eliminar y editar los contenidos-, y los blogs -diarios personales que sus autores actualizan constantemente-. Estas aplicaciones son posibles gracias a tecnologías como CSS, XHTML, AJAX, RSS y ATOM. La segunda versión de la Web tiene como punto central un conjunto de al menos seis ideas clave: las redes sociales, los blogs, los wikis, el etiquetado, el social bookmarking (compartir socialmente los enlaces favoritos), la compartición de contenido multimedia y la sindicación de contenidos.

0 comentarios

¿Me dejas un comentario? ¡Gracias!

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *